Logotipo de porlospelos.com
Contacto Añadir a favoritos Página de inicio
 

Estas en » Portada  » Relatos Eróticos  » Fetichismo  » Los pies de mi prima  

Los pies de mi prima
Autor: Desconocido
Fecha: 10-06-2010

Que tal mi nombre es David y les voy a comentar una historia real de lo que ha sido mi historia dentro del mundo del fetichismo. Vivo en México en el estado de Veracruz, jalapa para ser exacto actualmente tengo 26 años y una vida normal sin mencionar mi declinación hacia los artículos de damas.

Desde que era joven sentí una gran fascinación por las medias de las mujeres veía esas hermosas piernas enfundadas en suaves paños y me causaban mucha calentura, a medida que brotaba en mi este deseo tuve oportunidad de obtener medias de mis primas mayores y me masturbaba hasta lograr vaciar todo mi semen en ellas era una sensación muy placentera, algo que a los fetichistas les causa un morbo muy rico (por lo menos a mi) es mirar las prendas con las que me masturba de vuelta con su dueña y en algunas ocasiones visualizar restos de semen en la parte de los dedos y los tobillos a mi me pone a cien.

Mis tíos me pidieron que cuidara su casa ya que ellos salían de vacaciones, por supuesto que acepte el simple hecho de pensar que me podría masturbar con la ropa de mi tía y prima me hacia sentir muy bien. Tanto mi tía como mi prima son mujeres muy atractivas mi tía una mujer joven de tez clara y unos pechos de campeonato, un culo redondito y mi primita que aunque esta un poco bajita de estatura tiene un cuerpazo y una boquita que se antoja.

Esos días me dedique a buscar las mejores prendas de ambas recuerdo que tome unas bragas negras de mi tía con encaje al frente y unas medias muy suaves también de color negro, me desnude totalmente en su recamara y me masturbe como loco por mas de una hora sujetando la cabeza de mi pene con las medias mi pene alcanzo una erección como nunca, hasta que lanzo chorros de semen a través de las medias de mi muy encamable tía.

Los días siguientes me masturbe con ropa de mi prima, en aquel entonces sus formas ya dejaban ver el fantástico culo que tendría esa fue la mejor experiencia en cuanto a fetiches. La historia se fue repitiendo cada vez que mis tíos salían de vacaciones y muchas veces días después veía las prendas en los pies de sus dueñas la gama de prendas creció con el tiempo tomaba zapatos, blusas, brasieres y todo aquello que tuviera que ver con mis dos musas. Cuando mi prima ingreso a la preparatoria ya se me antojaba mucho y me imaginaba su desnudez frente a mí. Yo por mi parte ya cursaba en ultimo año de la universidad, estudie ingeniería por lo que las matemáticas no se me dificultaban, cosa que a mi primita no se le da, a menudo me pedía ayuda para estudiar ya que sus exámenes no los pasaba, yo aprovechaba para tomar prendas y regresarlas además de admirar su cuerpo, creo que ella también le gustaba este juego.

Una noche me puse a estudiar con ella y sin que se diera cuenta tome del sillón unas bragas de color crema muy ricas y empecé a jugar con ellas ocultándolas detrás de un libro, ella tenia un pantaloncillo deportivo que dejaba ver sus muslos bien formados y parte del encaje de sus bragas me estaba poniendo a cien. En sus pies tenia unas calcetas nuevas que se ajustaban perfectamente a sus dedos y cada vez que los movía mi pene reaccionaba violentamente queriéndose escapar de mi pantalón, de repente y dentro de mi descuido me pregunto que tienes en las manos "primito" no supe que contestarle sus pies me tenían hipnotizado, ese día terminamos y nos despedimos como de costumbre con un beso en la mejilla cosa que aproveche para acercarle mi bulto a lo que ella solo sonrió. De aquí en adelante la forma de comportarse de mi prima cambio un poco, cada vez que me pedía ayuda vestía de medias y con ropa muy sensual que dejaban ver sus pechos ya muy bien formados, así mismo cada vez que salían de vacaciones sobre su cama encontraba prendas de ella como medias y bragas muy sensuales junto con dulces y notas muy sugerentes como: "esto es para ti", fue cuando entendí que mi primita quería su escarmiento.

Recuerdo el 20 de noviembre como una fecha muy especial por la tarde me llamo y me dijo que necesitaba estudiar y que mis tíos se irían a festejar el aniversario de la revolución mexicana después de un rato por teléfono acepte y acordamos vernos a las 9 de la noche en su casa. Cuando llegue mis tíos todavía no se habían ido mi tía salió de su recamara y se veía guapísima, llevaba unos zapatos nuevos de tacón muy alto descubiertos al frente dejando ver sus perfectos dedos debajo de sus medias, una falda corta y una blusa pegadita por donde se notaban sus pezones grandes y robustos (en algunas ocasiones revisando su ropa me di cuenta que ella tenia muy grandes los pezones porque en sus brasieres se marcaban perfectamente), días después tuve entre mis manos tanto esos ricos zapatos como sus medias que debo decir no me decepcionaron.

Se despidieron y apareció mi primita a diferencia de otras veces esta vez parecía esquimal toda cubierta con una bata, me dijo que estudiaríamos como era costumbre en su recamara, pasamos y comenzamos a estudiar un poco de calculo diferencial, de repente me dijo que se iría a poner mas cómoda por lo que salió de la recamara y se fue para el otro cuarto. Cuando regreso venia vestida totalmente diferente sensual y muy cachonda. Fue ahí cuando me decidí y le dije que se vería más guapa de medias negras a lo cual acepto y regreso a cambiarse cuando salió se me acerco y me dijo que esas medias habían sido mías y que ahora se sentía muy bien de usarlas para mí, el cachondeo no se dejo esperar mis manos la acariciaban desde sus tobillos hasta sus pechos sentía sus pechos firmes y sus muslos calientes sobre mi.

La desnude solo dejándola con ese hermoso par de medias y unos ligueros para estas alturas yo ya estaba también desnudo. El simple hecho de tocar sus pies me provocaba unos espasmos en mi pene, la coloque en su cama y comencé a besar sus manos suaves y perfumadas proseguí con sus muñecas y sus hombros, su piel se ponía chinita cada vez que soplaba su nuca por mi parte el rozar de sus muslos con esas medias me desquiciaba totalmente.

Empecé a bajar hacia sus pechos y note que sus pezones ya estaban bastante erectos, los roce con mi lengua, fue entonces cuando logre arrancarle un quejido de placer de ahí en adelante no paro de expresarse en ningún momento, seguí con su ombligo notando el olor característico del sexo de una mujer, para lograr un poco de mas excitación seguí con sus muslos brincando su sexo cuando empecé a besar sus pies mi pene casi reventaba sus media y el olor tan especial de estas solo aumentaban mi placer tarde cerca de media hora besando sus pies, tobillos, plantas fue cuando la mire a los ojos y supe que quería un poco de placer de mi parte separe sus piernas y ahí estaba frente a mi esa joya ya con fluidos no me negué y empecé a besar sus labios mayores separe un poco y encontré su clítoris deseoso de ser mamado

Lo lamí de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha mientras ella no paraba de gemir para terminar con esta parte clave mi lengua en su vagina provocándole un verdadero orgasmo de su vulva brotaba néctar que no dude en probar y degustar hasta el final de su clímax.

Ahora me tocaba a mi se postro frente a mi y me empezó a chupar el glande dando vueltas dentro de su boca y jugueteando con mis huevos, la recosté y le comente que ahora si teníamos que terminar separe de nuevo sus piernas y coloque una almohada debajo de su espalda baja, tenia una vista de las mejores observe su otro justo como me lo imaginaba de color rosita y pase mi glande por todas partes ella saco de un cajón de junto un chocolate redondito que coloco en su ano lo lamí hasta acabar con el completamente, después la penetre lentamente por su vagina sin ningún problema, ensayamos algunas posiciones como el perrito, el misionero y también la puse a cabalgar un rato ella tuvo otros dos orgasmos pero yo seguía sin llegar al clímax

Fue entonces que la coloque boca arriba y le retire una de sus medias estaba caliente de tanto ajetreo la coloque en mi pene como muchas otras veces lo había hecho cuando me masturbaba, ella se admiro un poco y me dijo que iba a hacer, acto seguido me coloque un condón (siempre traigo uno, ya que mi novia es muy caliente, pero eso es otra historia que luego les cuento) encima de la media y le dije que no se preocupara la penetre y sentía el borde de la media en mi glande cada vez que entraba y salía fue lo mas rico que he sentido en mi vida duramos un buen rato antes de venirme se la saque retire el condón y acerque mi pene a su boca todavía tenia la media y los chorros de leche traspasaron hasta acabar en su garganta trago todo lo que pudo y me chupo la verga con todo y media fue algo realmente excitante apagamos la luz y nos seguimos masturbando un buen rato ella me masturbaba con su ropa interior y yo con mi lengua.

A partir de ese día aprovechamos cualquier oportunidad para hacer el amor cada vez que estudiamos y cada que mis tíos salen de vacaciones ella pone de pretexto la escuela para quedarnos solos, ya en algunas ocasiones ha accedido a usar ropa de mi tía cuando me la cojo.

La verdad la paso muy bien con mi primita que por cierto se llama Amanda (que significa digna de ser amada) El caso es que siento que ella es la mujer que quiero para la cama.

Puedes enviarnos tus archivos a contenido@porlospelos.com
Por Los Pelos