Logotipo de porlospelos.com
Contacto Añadir a favoritos Página de inicio
 

Estas en » Portada  » Relatos Eróticos  » Infidelidades  » Pillada a mi cuñada  

Pillada a mi cuñada
Autor: eljeke
Fecha: 18-04-2010

Me llamo Luís, tengo 34 años estoy casado y tengo un hijo, no me considero un tío cañón pero nunca me ha faltado una buena hembra que me ponga en mi sitio o viceversa y en la cama me considero ya un tío a mi edad bastante experimentado en todos los campos, bueno casi todos, nunca digas que sabes demasiado.

La historia que hoy cuento se produce un día de agosto en el que mi mujer y mi hijo ya estaban de vacaciones con mis suegros y sobrinos en la playa y yo me quede en casa por que todavía tenia que trabajar unos días antes de coger las deseadas vacaciones, mi cuñada Mari Ángeles tiene 37 años y al igual que yo mando a toda la familia a la playa (incluido mi cuñado) por que tenia también una semana de trabajo por delante por lo que convenimos que nos bajaríamos los dos juntos en mi coche.

Maria Ángeles es una tía que a pesar de su edad tiene un cuerpazo, bueno igual que mi mujer están las dos bastante buenorras, buenos pechos buen culo, buenas piernas y si era igual que mi mujer en la cama tendría que ser bastante buena, yo siempre había soñado en pegarla un polvo pero por aquello de que era mi cuñada nunca lo había intentando.

Durante estos días de trabajo llegamos al acuerdo de que como estábamos solos cada día hacia uno la cena y al que le tocaba cocinar ponía la casa, pues lo dicho durante una semana nos tocaría tres días a cada uno, el primer día me toco hacer la cena y nada la hice, cenamos y la acerqué a su casa por que ella no trajo coche, al día siguiente lo mismo pero en su casa, y lo mismo terminamos charlamos un poco y me fui a casa. Pero la tercera noche (me tocaba cocinar) había ligado en la hora de comer con una compañera que estaba también de Rodríguez y quedamos para cenar juntos y algo mas supuse con lo que llame a mi cuñada y la dije que me había surgido un imprevisto y que no podría hacerla la cena. Casi ya a la hora de la cita con la compañera, esta entro en mi despacho y me dijo que la acaba de bajar la regla y que debíamos posponer nuestra cita para otro día cosa que ciertamente no me sentó muy bien pues ya me había hecho a la idea de echar un polvo esa noche, como la chica me vio un poco mosqueado me adelanto un buena mamada que me dejo extasiado y pero con mas ganas de joder todavía, pero esa noche estaba ya todo el pescado vendido y nada podía hacer así que me fui para casa, pero no se por que me en vez de dirigirme a la mía me fui a la de mi cuñada.

Cuando ya había aparcado me di cuenta de esa noche me tocaba cocinar a mi y que además la había avisado de que no iba a cenar. Mire para su ventana, ella vive en un bajo con ventanas a un callejón oscuro que solo se utiliza como aparcamiento del coche de mi cuñado y vi luz en la ventana, me aproxime para ver si estaba levantada y llamar al timbre, cuando, sorpresa no estaba sola, estaba con un tío, nunca me lo había imaginado, bueno si nunca entendí como ese pedazo de mujer podía aguantar al soso de mi cuñado, el tío estaba encima de ella casi desnudo y comiéndole las tetas con ansia como si nunca hubiera comido un teta, yo empecé a excitarme lo que se hacia patente con un tremendo bulto en mi pantalón, Maria Ángeles no hacia mas que suspirar y el tío la metía los dedos en el coño de tres en tres, llego la corrida de ella que empezó a gemir como nunca había yo oído gemir a nadie, el tío se salio de las tetas, se puso detrás la aparto el pequeño tanguilla de tirilla que llevaba la muy guarra y se inserto la polla en el coño por detrás, así estuvieron cerca de quince minutos, mientras yo me hacia un pajote impresionante en aquel oscuro callejón.

Cuando terminaron el tío se vistió y mi cuñada le dio 100 euros con lo cual la cosa estaba clara mi cuñada había llamado a un gigoló para follar esa noche. Me quede pillado, no sabia que hacer, el chaval se fue y allí se quedo mi cuñada en el sofá tirada con tanga hacia un lado de su culo como única vestimenta. Pensé en llamar a la puerta y chantajearla con lo que había visto por la ventana pero pensé que me había corrido ya dos veces esa noche y aunque lo intentara no podría follarme a mi cuñada si ella no ponía de su parte, así que opte por irme a casa, mire por la ventana antes de darme la vuelta para marcharme y vi como mi cuñada se aproximaba a esta en pelota pica (solo el tanga), me tire al suelo, abrió la ventana y cerro del todo la cortina, mientras yo estaba en el suelo y cerro un poco la persiana, me levante cuando deduje que se había marchado y la vi otra vez en el sofá esta vez con el teléfono en la mano, me estaba dando la vuelta cuando sonó mi móvil, coño intente apagarlo pero cuando lo hice ya estaba mi cuñada mirándome por la ventana, que haces hay so hijo de puta, espiando a la hermana de tu mujer, me dijo la muy puta, no dije nada, me quede mas parao que un gato de porcelana, moví la cabeza y no me di cuenta de que mi polla seguía fuera de mi pantalón todavía chorreando esperma, pero ella si se dio cuenta, me dijo encima te pajeas a la salud de tu cuñada so cabron, ven aquí anda que te vas a enterar tu.

Me abrió la puerta tal cual estaba solo con su tanga de tirilla, me cogio de la mano y me llevo al cuarto de baño, abrió la ducha y me dijo que me duchara que luego hablaríamos y se fue, me desnude despacio por que intentaba pensar deprisa que decirla ya que me había pillado de marrón, me metí en la ducha y nada mas entrar oí la puerta del baño, abrió la cortina y se metió dentro de la ducha, empezó a comerme el morro y meterme mano yo estaba totalmente inmóvil pero mi polla empezaba a crecer a toda prisa bajo y se la metió en la boca me hizo un mamada que te pasas se la metía hasta los huevos, no podía imaginar me estaba comiendo la polla mi cuñada, mientras la muy puta me acariciaba todo lo que podía, empezó a acariciar mi ano con el agua de caliente de la ducha dilataba sin problemas, yo no me quede a la zaga la cogi por la cabeza y la apretaba mas y mas contra mi vientre para que le entrara la polla hasta la garganta, de pronto paro y cogio un frasco de aceite de baño que había en la repisa de la ducha y me empezó a embadurnar la polla con el aceite, yo la dejaba hacer, se agacho dándome la espalada y me dijo que la follara despacio como castigo a su desliz y así lo hice.

Comencé a introducir mi polla en su coño húmedo y no era del agua de la ducha, estaba a cuatro patas y no hacia mas que repetir cuñadito no te pares, no te pares, que suerte tiene la puta de mi hermana que la follan con una polla en condiciones, no como yo que tengo que pagar para que me follen, según la iba bombeando por detrás su coño me daba cuenta de que ella no hacia mas que meterse los dedos en su culo todos embadurnados de aceite de baño, así que no lo dude saque la polla del coño y sin pensarlo y darla opción la inserte de un estacazo en su culo, dio un respingo y se intento incorporar, no cabe duda que la dolió pero ahora me arme yo, la cogi por la cabeza empujándola hacia abajo y la dije que efectivamente era un zorra, un puta que se estaba follando a su cuñado que la había pillado puteando con un gigoló y que se tenia que tragar mi polla siempre que quisiera yo, intento soltarle pero no pudo, creo que era la primera vez que la follaban por el culo lo tenia demasiado apretado y empezó a chorrear un hitillo de sangre, se notaba que la dolía pero empezó a ceder entre suspiros, sollozos y gemidos dejaba de hacer fuerza y empezaba a disfrutar de la enculada, la vinieron por lo menos tres orgasmos antes de que yo me corriera por lo menos creo conté tres pero pudieron ser solo dos, me corrí en su culo, rezumaba mi esperma mezclado con su sangre cundo saque la polla de este.

Nos tomamos un par de copas y esa noche la pase entera en su casa follando como os podéis imaginar, es la única noche de mi vida que me he corrido ocho veces seguidas contando la mamada de mi compañera y la paja del callejón, desde ese día siempre que podemos intentamos coincidir y follar como posesos y además me ha asegurado que se esta ahorrando una pasta.

Bueno esta es mi historia y tengo algunas mas tanto con mi cuñada y una amiga de esta como con algún otro ligue de mi golfa vida, ya os ire contando.

Puedes enviarnos tus archivos a contenido@porlospelos.com
Por Los Pelos